La evolución de la tecnología de electrificación de los automóviles no se detiene y por esa razón BMW trae al país lo más avanzado para el gusto de sus selectos clientes.

Autogermana cumple su sexto año de experiencia en la comercialización de vehículos eléctricos e híbridos, tiempo durante el cual ha entregado a sus clientes más de 1.300 unidades de las marcas BMW y MINI.

Estos seis años también han servido para conformar una red nacional de servicio con técnicos y equipos especializados en esta tecnología. Pero también han sido útiles para reconocer que los híbridos conectables son los que más beneficios económicos y ambientales entregan a sus propietarios en virtud de ser los más avanzados tecnológicamente hablando.

A continuación, resolvemos algunas de las preguntas más frecuentes sobre los vehículos híbridos:

¿Qué es un carro híbrido conectable?

Los vehículos híbridos conectables (o PHEV o Plug-in Hybrid Electric Vehicles) son aquellos dotados con la más avanzada tecnología de hibridación, la cual combina motores de combustión con eléctricos y sus correspondientes baterías de acumulación de energía.

¿Por qué es conectable? ¿Qué cambia en su mecánica a comparación de los otros híbridos?

Son conectables porque tienen la cualidad de poder recorrer -a voluntad- hasta 80 kilómetros en modo 100% eléctrico, sin emisiones, con lo cual se ahorra combustible y se favorece el medio ambiente. Para ello requieren de baterías de gran capacidad de acumulación de energía y es necesario recargarlas sea con una fuente externa o sea a través de la función de regeneración de energía eléctrica cuando se desacelera.

¿Qué los diferencia del otro tipo de híbridos?

En el mundo hay cuatro clases de híbridos que han llegado al mercado en función de la evolución de la tecnología: primero, los microhíbridos, aquellos que incluyen sistemas para reducir el consumo, como el dispositivo Auto Start / Stop, el control de la presión de los neumáticos (TPMS, por sus siglas en inglés) o el indicador de cambio de velocidades.

Segundo, los semihíbridos (o mild hybrids), que cuentan con un motor de arranque-generador con el que se almacena energía eléctrica en una batería de 48 Voltios para dar un impulso adicional en las aceleraciones, pero que no ofrecen modo 100% eléctrico.

Tercero, los completamente híbridos (o full hybrids), que tienen un motor de combustible de baja potencia y otro eléctrico que lo complementa, y en los que la función 100% eléctrica solamente se da en casos excepcionales y por muy corta distancia.

Y, cuarto, en la cumbre de la evolución tecnológica, están los híbridos conectables, que cuentan con dos motores (uno de combustión y otro eléctrico) y baterías lo suficientemente grandes como para proveer hasta 80 kilómetros de autonomía 100% eléctrica. Unido a lo anterior, cuentan con un conector para la recarga de las baterías.

¿Cuánto tardan en cargar su batería eléctrica?

Los híbridos conectables de BMW y MINI se entregan con dos cargadores: uno de pared, para carga rápida y otro portátil, para recargas ocasionales. Dado que las baterías nunca se descargan por completo, con el cargador de pared se pueden lograr recargas del 95% de la capacidad en 3 horas, y del 80% en 30 minutos; con el cargador portátil, en el doble del tiempo. Pero lo importante es que en los BMW y MINI PHEV se puede continuar la marcha en modo 100% combustible hasta la siguiente tanqueada/recarga.

¿Cuáles son sus principales beneficios?

La gran autonomía de hasta 80 kilómetros en modo eléctrico es especialmente importante porque en los centros urbanos de las principales capitales del mundo se restringe el ingreso de vehículos con emisiones, pero los híbridos conectables sí pueden circular. Así, nada más en Bogotá, los desplazamientos promedio de los vehículos particulares comprenden unos 20 kilómetros al día entre la casa y el trabajo, con lo cual la carga de las baterías alcanzaría para cuatro días, dependiendo de los hábitos del conductor. Pero a esta distancia hay que añadirle la que puede proveer la fase de regeneración de energía, que depende de los hábitos del conductor. Por si fuera poco, la autonomía combinada combustible/electricidad ¡supera los 1.000 kilómetros con sólo una tanqueada!

¿Tienen alguna comparación entre el rendimiento de una versión híbrida conectable y una a gasolina o diésel?

Cuando se usa en modo híbrido, es decir, empleando ambos motores, resulta que un vehículo BMW PHEV logra más de 80 kilómetros por galón (el doble de uno convencional), tal como fue comprobado en recorridos realizados en Bogotá y Medellín. Como dato curioso, la bajada de Llano grande a Medellín, permite recargar el 100% de la batería y moverse con electricidad en la ciudad, reduciendo la contaminación.

¿Cuáles son las principales inquietudes de sus clientes al respecto?

Como sucede con toda tecnología nueva, siempre surgen aprensiones para su aceptación. Por ejemplo, que el país no tiene la infraestructura de servicio ni los técnicos para el mantenimiento. Valga afirmar que Autogermana lleva seis años de desarrollo de una red de servicio especializada en este tipo de vehículos.

Otro temor respecto de esta tecnología se centra en la infraestructura de carga: es de mencionar que el sector privado viene invirtiendo importantes esfuerzos para la instalación de puntos de carga tanto en las actuales estaciones de combustible como en parqueaderos y centros comerciales. Sin embargo, por la cualidad de tener el motor de combustión, los híbridos conectables entregan tanta autonomía como los vehículos convencionales.