¿Qué hay que revisar en un vehículo antes de viajar?

La revisión previa a un recorrido largo o a un viaje en carretera es fundamental para detectar a tiempo posibles fallos en el vehículo y cuidar tu vida y la de quienes te acompañan. Conducir un vehículo seguro te ahorrará preocupaciones y gastos innecesarios en servicios de asistencia en ruta o grúas.

Antes de hacer un viaje largo o luego de no usar el vehículo durante un tiempo, es importante revisar y verificar:

  • Nivel de aceite del motor, nivel de refrigerante y líquido para limpia brisas.

  • Plumillas delanteras y traseras (para los vehículos que aplique), suspensión y protección bajo piso.

  • Correas y mangueras del motor, asegurarse de que no estén gastadas o corroídas, su aspecto no debe ser seco o con cáscaras. En caso de rotura de correas el vehículo no debe ser encendido.

  • Sistema electrónico de la batería.

  • Luces, corroborar que tanto la iluminación interior como la exterior se encuentren en perfecto estado.

  • Estado de las pastillas de frenos. Desgaste de las bandas y las pastas de frenos.

  • Presión de las llantas y estado de las mismas. Verificar que el desgaste de los neumáticos nunca supere los dos milímetros de profundidad.

  • Estado de filtros de aire, aceite y gasolina.

  • Muffler (silenciador), revisar que no tenga agujeros que le impidan cumplir con su función. Si sale humo negro por el escape, es importante afinar el motor para disminuir el consumo de combustible.